BASTA DE PRECARIZACIÓN Y DICTADURA EMPRESARIAL EN LAS ESCUELAS “No somos trabajadoras de segunda!”

Por Ce (trabajadora de cocina), Emilse y Sol (docentes de primaria y media)

“Estoy cansada de las injusticias que comete la empresa (…) El día del maestro no fuimos a trabajar porque la escuela estaba cerrada y nos descontaron el día y el presentismo, ¡y el gremio ni siquiera atendió nuestro reclamo! Podríamos mejorar nuestra situación si fuéramos estatales, como hasta el `91. Ahora cumplimos un contrato que empieza y termina con el ciclo lectivo y no cobramos en los meses de verano”, contaba una compañera en el asado que hicimos tras el Encuentro de Mujeres, con mamás y trabajadoras de la educación.

Las miles de cocineras de la escuela pública no son consideradas trabajadoras de la educación: están encuadradas en el gremio gastronómico y tienen contratos basura. La complicidad entre las empresas concesionarias, el gobierno del PRO (y los anteriores) y la burocracia de Barrionuevo (que ninguna conducción de los sindicatos docentes cuestionó jamás), es la que garantiza la tercerización, los salarios miserables, las jornadas de hasta 12 hs diarias -más que la doble jornada docente- y las condiciones de trabajo insalubres y precarias, a las que se suman las tareas en el hogar y la crianza de lxs hijxs.

También las auxiliares de limpieza trabajan en condiciones precarias, esta vez impuestas por el propio estado-patrón: “en Provincia, el Consejo de Educación casi no manda elementos para limpiar y somos nosotras las que tenemos que comprar lo que falta. También nos tocan tareas muy pesadas que, según el reglamento, no nos corresponden. Además, las suplentes tenemos menos días de licencia por enfermedad y luego van a descuento. Nuestro gremio, ATE, no nos escucha. Cobro 3300 pesos, soy jefa de hogar y, cuando llego a casa, sigo trabajando”, agrega Silvia.

En las escuelas públicas, la “legalidad” para expresar nuestras ideas, que conocemos lxs docentes, convive con la silenciada “ilegalidad” que impone la dictadura de la empresa en las cocinas y el maltrato del estado hacia las auxiliares. ¡No lo podemos permitir! Hay que decir bien fuerte: ¡Basta de precarización y dictadura empresarial en las escuelas! ¡Somos todas trabajadoras de la educación! Pan y Rosas y la 9 de Abril pelean porque la docencia, especialmente nuestros sindicatos -como UTE y Ademys-, levante como propia esta bandera, para que se escuche la voz de quienes no la tienen en la escuela.

¡Impulsemos una gran campaña desde las escuelas contra el trabajo precario, por la unidad de las filas de lxs trabajadorxs de la educación y por los derechos de todas las mujeres trabajadoras!

Category: Ciudad de Bs. As., La 9 junto a las/os trabajadoras/es, Mujer

Comments (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. […] BASTA DE PRECARIZACIÓN Y DICTADURA EMPRESARIAL EN LAS ESCUELAS “No somos trabajadoras de segunda!… […]

Dejar un comentario




Si quieres agregar una imagen a tu comentario, consigue un Avatar.