¡Rechacemos la creación del Instituto de Evaluación! Necesitamos un plan de lucha hasta lograr el retiro del proyecto de la Legislatura!

Hace un mes se presentó en la Legislatura de CABA un proyecto de ley donde se propone la creación de un Instituto de Evaluación de la Calidad y Equidad educativa.
Muchos/as docentes nos estamos recién enterando. Queremos abrir la discusión y que en cada escuela y distrito abramos un gran debate sobre qué educación tenemos y qué educación queremos y nos preparemos para enfrentar este nuevo ataque a la educación pública.
Desde un Ministerio de Educación, que poco o nada conoce de la vida cotidiana de las escuelas y que más bien tiene una lógica de ataque a la educación pública, de recorte; con problemas de infraestructura que se llevan la vida de trabajadores; que por un lado deja sin escuelas a niños/as y por otro cierra grados; que desde los ´90 a esta parte no tuvo en cuenta ni un sólo reclamo de la docencia; que intentó desde el 2011 avanzar con el proyecto de “Maestro de Maestro” y -por medio de una encuesta elaborada por técnicos – con la evaluación docente, y con esto atar la evaluación al salario. Esa “gestión”, ahora quiere ir por más con la creación de un ente autárquico. Buscan pegar un salto mostrando una nueva faceta neoliberal en la educación.
Pero este intento de ofensiva sobre la educación pública no se da en cualquier contexto. El rechazo masivo de la docencia en las escuelas a los intentos de evaluación “de calidad externa” es masivo, y cuando toda la educación viene estando en discusión. Las y los secundarios arrancaron con la lucha un cronograma para este año de jornadas de intercambio por la “Nueva Educación Secundaria”. En medio de decenas de tomas, el año pasado fueron las/os que pusieron en discusión quién decide las reformas, qué vale la pena estudiar en las escuelas, y qué rol tenemos la docencia y los/as estudiantes en las decisiones sobre política educativa. En este contexto es que a los/as profes de todos los niveles nos quieren “evaluar”.

¿Qué se esconde atrás del Instituto evaluador?

Si uno/a se guía por los discursos y publicaciones que han tenido los/as responsables de la Evaluación de la Calidad Educativa, como la mismísima Silvia Montoya (cavallista e impulsora del proyecto de escuelas Charter junto a Llach), para ellos/as la evaluación es el material necesario para obtener la información que ate el desempeño- la estabilidad laboral y el régimen de licencias- al salario, tirando por la borda las conquistas del Estatuto del Docente. Y no resulta tan extraño esto, si no nos olvidamos del ataque a las Juntas de Clasificación que el macrismo ya propinó en el 2011.
Esta idea de “evaluación punitiva” que impone la econometría y meritocracia, y ataca el derecho democrático elemental de “igual salario por igual tarea”, también tiene un terrible sustento ideológico que es poner a la docencia como culpable del terrible estado de la educación pública. Mientras ésta se sigue desfinanciando lo que avanza es el subsidio a las privadas y nuestros salarios están a la baja, y hay problemas gravísimos de infraestructura. Mientras tanto los problemas sociales se concentran y catalizan en las escuelas.

Necesitan de un Instituto para ejercer control, ajuste y domesticación

Mientras el proyecto de Ley plantea como función de este ente “Evaluar los aprendizajes de los alumnos, la práctica docente, y el desarrollo de la gestión de las instituciones educativas en todos los establecimientos educativos (…) que dependan del Ministerio de Educación” desde La 9 de Abril decimos que somos los/as propios/as docentes y alumnos/as, los interesados/as en que las escuelas funcionen. Somos nosotros/as los/as que en las jornadas de reflexión- arrancadas con la lucha- , así como en cada instancia de reflexión colectiva, problematizamos nuestra práctica y buscamos soluciones de conjunto. Pero también somos nosotros/as quienes denunciamos a los verdaderos/as responsables de los ajustes en la educación y la crisis educativa, quienes basados en las políticas noventistas (originadas con la LFE y continuadas con la LEN) ahora quieren avanzar.

¿Quiénes son los responsables de la crisis educativa actual?

Desde que se votó la LEN, que no es otra cosa que la vieja LFE retocada, no podemos dejar de escuchar a Cristina y su ministro Sileoni, y todo el Consejo Federal, hablando de evaluación. Esto le da un empujón bárbaro a Macri para poner en pie este régimen de evaluación externa.
Como quedó a la vista en los conflictos educativos del 2012, tanto Nación como Ciudad acuerdan en el método de imponer la política de educación a espaldas del movimiento estudiantil, la docencia y las familias, y ahora pretenden avanzar en modelos de evaluación estandarizada, tecnocrática, y abriendo aún más las puertas a organismos privados, a la financiación externa, y al avance de la educación privada sobre la pública.

La política del gobierno del PRO no es descolgada, si no que es en consonancia con la política en educación del gobierno K, cuyo ministro de educación dijo en la Asamblea del Consejo Federal de Educación en el 2011 que el año 2012 iba a ser el año para incorporar las evaluaciones a todos los docentes a nivel nacional, tal como lo plantea la Ley Nacional de Educación K y el Plan quinquenal.

¿Cuál es el rol de los sindicatos?

En esto se basa la Celeste de la UTE cuando, en consonancia con un proyecto “nac and pop” en educación, habla de “otra evaluación” o “por una evaluación democrática y participativa”. Por eso sus planes de lucha se convierten en charlas y acciones sin un plan serio a la vista, muy lejos de los que la docencia necesita.

El gobierno PRO pretende avanzar sobre su plan dejando por fuera a la docencia y buscando la desmovilización de los sindicatos docentes, mientras ya empezó la negociación entre cuatro paredes con algunos.

Como hace 2 años, somos otra vez nosotros/as, los/as docentes desde cada escuela, los/as que tenemos en nuestras manos, enfrentar este nuevo ataque a la educación pública y nuestros derechos. Como ya pasó con el cierre de los grados y cursos, con las encuestas de evaluación y con el ataque a las Juntas de Clasificación, tenemos que organizarnos para exigirle e imponer a las direcciones sindicales, con UTE a la cabeza, la responsabilidad de enfrentar, para frenar, esta nueva avanzada con una respuesta contundente. Necesitamos imponer un plan de lucha, con paro y movilización, toda vez que se trate este proyecto de Ley, exigiendo el retiro inmediato de esta propuesta, que avasalla nuestro estatuto, los derechos laborales y a la escuela pública.
Sostenemos las escuelas todos los días, junto a los estudiantes y las familias. Somos los/as que venimos denunciando la situación de la educación pública, la falta de presupuesto, los problemas edilicios, la falta de docentes y medidas para paliar la crisis educativa, por eso somos los y las  docentes las que  podemos hacer una verdadera evaluación del sistema educativo, sin injerencia de ningún gobierno.
Para impedir que la evaluación y el ataque a la educación pública de conjunto avancen necesitamos organizarnos y discutir en asambleas docentes en común con el movimiento estudiantil y un plan de lucha serio para derrotar el avance. Las jornadas institucionales de la semana del 13 de mayo son una primera instancia de debate colectivo. Transformémoslas en verdaderos estados deliberativos sobre qué educación tenemos y qué queremos.

-Rechazamos este proyecto de creación de ente autárquico de evaluación. Paremos este nuevo ataque a las conquistas de nuestro estatuto, a nuestro salario y a nuestra estabilidad laboral
– Triplicación del presupuesto educativo
– Basta de subsidios a la educación privada

Tags:

Category: Ciudad de Bs. As., Debates en pedagogía, política y educación, Declaraciones y comunicados, Sindicales

Dejar un comentario




Si quieres agregar una imagen a tu comentario, consigue un Avatar.