En la Ciudad de los negociados inmobiliarios y la fiesta empresaria, siguen faltando vacantes y el salario no alcanza

El macrismo sigue agudizando la crisis educativa con los aumentos en cuotas, la inscripción on-line, los 11.000 chicos sin vacantes, la falta de escuelas y jardines públicos, y la precarización de nuestras condiciones de enseñanza con aulas containers y los jardines charter. Para comprar 41 aulas “containers” se destinaron 26 millones de pesos y, además, otros 15 millones para la inscripción online. Con ese dinero se podrían haber construido 4 escuelas de 14 secciones cada una.
El Gobierno de la Ciudad, con la inestimable colaboración de la celeste, apuesta a la división de los docentes, con flexibilizadoras propuestas salariales diferenciadas – tan menemistas como el “presentismo” de Cristina, Capitanich y Sileoni – que achatan la escala salarial (a mayor antigüedad, menor aumento), castiga a los que tienen que trabajar más de 34 horas cátedra o tres cargos (que recibirán 0% de aumento desde la hora 37 o el tercer cargo) y aplasta a los profes y curriculares ya que las horas cátedras equivalentes a un cargo, pasarán de 17 a 20 hs. Además de ser insuficiente, en abril sólo se cobraría –en promedio- $900 más por cargo, la segunda cuota recién la cobraríamos en septiembre. Una propuesta anual de entre un 25% y un 35% de aumento en cuotas, sin reapertura de paritarias, es completamente inaceptable con un salario ya castigado por la inflación del año pasado y con pronósticos de más del 50% de inflación anual para el 2014. El gobierno nacional acaba de anunciar un 3,5% de inflación que anualizada daría más del 50%. Por esto el aumento en Capital que recién cobraremos en septiembre se hará sentir y ya habrá sido licuado por la inflación. ¡No nos alcanza para vivir y no nos va alcanzar!

La bronca de los docentes grita: ¡la celeste no va mas!

Los docentes de la Capital venimos acumulando bronca contra el gobierno de Cristina que ya nos tiene como blanco favorito de sus ataques por cadena nacional; contra el de Macri que nos ofrece miserías, mantiene escuelas en paupérrimo estado y deja a nuestros alumnos sin vacantes. Pero también contra la conducción celeste que es la garantía de que esto siga ocurriendo. Este año no fue la excepción: Hicimos un gran paro nacional de 48hs. Un no inicio de clases con más del 90% de acatamiento, rechazando el acuerdo salarial y por el problema de las vacantes. Este paro se construyó desde históricas asambleas en las escuelas, en los distritos y en el plenario abierto de Ademys. También desde la oposición peleamos en el tardío plenario de UTE donde votamos por unanimidad rechazar el acuerdo salarial.
Lamentablemente la conducción celeste de UTE desconoció un plenario de delegados de más de 350 docentes con mandatos de base y levantó la lucha por nuestro salario por la televisión diciendo que el paro del 5 y 6 fue solo por las vacantes y que ya habían arreglado con el macrismo el aumento. No llamó a ninguna movilización ni a un nuevo plenario. Y ni qué decir de la miserable ausencia de solidaridad con los docentes de todo el país: mientras en Misiones y Santiago del Estero fueron reprimidos, mientras en provincia son amenazados con descuentos y hasta ilegalización de los sindicatos, la celeste de UTE arregla apresuradamente con Macri para debilitar la pelea nacional de conjunto. Que contradicción de una conducción que llama a parar con la CTERA al gobierno nacional pero con el PRO vienen de hacer muy buenas amistades todos estos años negociando las juntas, los cierres de grados, el presupuesto educativo con sus diputados K como Tito Nenna (que ahora se acomodó en el Ministerio de Educación) y todos los acuerdos salariales.
Los llamados en Ademys a continuar la lucha, con el acierto de no haber firmado el acta acuerdo del robo a nuestro salario, no alcanzaron para superar a la burocracia, sumando a un paro del 12 de marzo con la CTA Micheli que no sumó bajo ningún punto a la lucha de los docentes de capital. Una delegación de más de 2 mil docentes de provincia, aprovecharon para movilizarse, pero ni siquiera se les permitió un orador. Micheli no llamó a ningún plan de lucha. Demostrando así que no es alternatiova a las otras burocracias de la CTA y las CGT.
Una de las conclusiones más fuertes que surgen desde las escuelas es que la celeste kirchnerista que conduce la UTE no va más. Hay que pelear con todo por recuperar los sindicatos y ponerlo en manos de los docentes, para pelear contra el ajuste contra la baja de los salarios y los tarifazos, unir las luchas de los docentes a lo largo y ancho del país y pararle la mano a los gobiernos nacional, provinciales y de la ciudad. En defensa de la educación pública.

Tags:

Category: Ciudad de Bs. As., CTERA y CTA, Declaraciones y comunicados, Sindicales

Dejar un comentario




Si quieres agregar una imagen a tu comentario, consigue un Avatar.