Paremos el ajuste del PRO

8 años de ataques del PRO a la educación pública. Paremos el proyecto de presupuesto 2015

Entre el 2008 y el 2012, el Gobierno Porteño subejecutó recursos por $3734 millones, de los cuales el 50% estaban destinados a la inversión en educación. En 2011, aumentó los subsidios a la educación privada en un 31% (de $1002 millones a $1313) y redujo en un 56% el presupuesto para infraestructura escolar. Ese mismo año también sancionó una ley para eliminar los mecanismos democráticos de las Juntas de Clasificación docente. En 2012 intentó cerrar 221 cursos de primaria, media y técnica aplicando el decreto 1990/97, pero gracias a la resistencia docente se redujo la cantidad a 96. Durante el 2013 votaron en la Legislatura Porteña reducir el porcentaje destinado a la educación pública del 25% al 21%. Los subsidios destinados a la educación privada aumentaron este año hasta alcanzar los $2.051 millones. La pauta salarial del 2014 fue un verdadero castigo con un aumento de entre el 25% y el 35% en cuotas, sin reapertura de paritarias, e incluso algunos cargos con aumentos menores. Para el Presupuesto 2015, proyectan que lo destinado a educación se reducirá a sólo el 20,6% del presupuesto total. La distribución del gasto público está orientada a ayudar al PRO a ganar las elecciones y la educación pública vuelve a no ser prioridad. Pero el día a día en la escuela, no les sirve de campaña política. Lo cierto es que el macrismo sigue agudizando la crisis educativa por ejemplo con la inscripción on-line que hoy nuevamente se quiere reflotar ¿acaso será un logro “positivo” de esta “gestión” los más de nueve mil chicos y chicas sin vacantes?
¿Cómo hizo el PRO para imponer tantos ataques? Sabemos que Macri no pudo hacer todo este desparpajo solo. Por ejemplo, fueron 4 años desde el 2007 hasta el 2011 que el Frente para la Victoria le votó todos los presupuestos para educación. Luego han querido diferenciarse, pero en la Legislatura funcionaron juntos haciendo grandes negocios inmobiliarios como en el 2012 y 2013. Negociaron y siguen negociando.
El presupuesto 2015 es un nuevo ataque del PRO y por eso tenemos que organizarnos para frenar esta nueva avanzada. Somos los/as docentes quienes sostenemos las escuelas todos los días, junto a los estudiantes y las familias. Somos los/as que venimos denunciando la situación de la educación pública, la falta de presupuesto, los problemas edilicios. Por eso docentes, estudiantes y familias tenemos que coordinar acciones para que no se vote el ajuste en la Legislatura, se suspenda la NES y se construyan los 33 jardines y escuelas que faltan.

Category: Ciudad de Bs. As., Declaraciones y comunicados, Sindicales

Dejar un comentario




Si quieres agregar una imagen a tu comentario, consigue un Avatar.