Paremos el proyecto de presupuesto 2015 del PRO

Este año el macrismo presentó un proyecto de presupuesto con niveles históricos de ajuste en educación, viviendo y salud. Ya para este año se votó en la Legislatura Porteña una reducción del porcentaje destinado a la educación pública del 25% al 21%. Pero este año vienen por más, planean perforar los pisos históricos reduciéndolo a sólo el 20,6% del presupuesto total. De esta forma queda planteada la intención del PRO de seguir avanzando con el ajuste. La pauta salarial del 2014 fue un verdadero castigo para los que no cobran garantía con un aumento de entre el 25% y el 35% en cómodas cuotas, e incluso algunos cargos con aumentos menores. Si bien Macri reconoce una inflación superior al 40% se sigue negando a reabrir paritarias El año pasado 9000 familias se quedaron sin vacantes y se multiplicaron las denuncias por problemas edilicios, como “solución” se bajaría lo destinado a infraestructura de un 1,80% a un 1,53%. A su vez los fondos para las cooperadoras descenderían del 0,35% a 0,29% y las becas estudiantiles del 2,24% al 1,85%. Eso sí, los subsidios destinados a la educación privada aumentarían para el año que viene un 40% hasta alcanzar los $2.837 millones. A todo este ajuste declarado, hay que tener en cuenta dos herramientas más que el PRO viene utilizando para ajustar los gastos sociales: la sub-ejecución y la sub-estimación de ingresos. Sobre el primer punto cabe señalar que entre el 2008 y el 2012, el Gobierno Porteño subejecutó recursos por $3734 millones, de los cuales el 50% estaban destinados a la inversión en educación. Para analizar el segundo punto alcanza con fijarse las estimaciones de inflación: 28%. Este año ese “sobrante” de un presupuesto sub-valuado implicó 9 mil millones de pesos, lo que representó un 15% más respecto de los 60 mil millones que el jefe de gobierno tenía por ley para gastar en 2014. Estos gastos extra salieron aprobados con votos del Unen, favoreciendo, por ejemplo, a la educación privada con 400 millones: el gasto equivalente a costruir 40 escuelas. La distribución del gasto público está orientada a ayudar al PRO a ganar las elecciones y la educación pública vuelve a no ser prioridad; el día a día en la escuela, no les sirve de campaña política. Sabemos que Macri no pudo hacer todo este desparpajo solo. Por ejemplo, fueron 4 años desde el 2007 hasta el 2011 que el Frente para la Victoria le votó todos los presupuestos para educación. Luego han querido diferenciarse, pero en la Legislatura funcionaron juntos haciendo grandes negocios inmobiliarios como en el 2012 y 2013. Negociaron y siguen negociando. El presupuesto 2015 es un nuevo ataque del PRO y por eso tenemos que organizarnos para frenar esta nueva avanzada. Somos los/as docentes quienes sostenemos las escuelas todos los días, junto a los estudiantes y las familias. Somos los/as que venimos denunciando la situación de la educación pública, la falta de presupuesto, los problemas edilicios. Por eso docentes, estudiantes y familias tenemos que coordinar acciones para que no se vote el ajuste en la Legislatura, reabrir paritarias, se suspenda la NES y se construyan los 33 jardines y escuelas que faltan. Para más info ver: El PRO ajusta la educación pública para el 2015

Category: Ciudad de Bs. As., Declaraciones y comunicados, Sindicales

Dejar un comentario




Si quieres agregar una imagen a tu comentario, consigue un Avatar.